Carta a mi padre muerto

Carta a mi padre muertoPara mi querido padre solamente quedan canciones en el viento que he creado solamente para no pensarte a cada instante, solamente quedan aquellos recuerdos invaluables que han sido parte de mi vida y que nunca se irán de mi lado. Con el fin de que esta sea la última carta a mi padre que te escribo quiero confesarte que daría cualquier cosa por haber estado ahí cuando dejaste este mundo, por haber tomado tu mano y decirte cuánto te amo mientras te ibas. Uno nunca piensa que será el final de una persona que tanto adora y la muerte siempre llega, solo que en este caso acompañada de paz porque sé que eras un hombre honesto y que Dios te tendrá en la gloria por toda la eternidad.

Te extraño, tal vez más de lo que nunca te he extrañado, pero es muy grande el sentimiento de haberte perdido cuando lo significabas todo para nuestra familia, siempre presente, siempre atento a los demás. Te amo padre mío y no dejo de llorar en tu ausencia, cada recuerdo es una nueva lágrima que de mis ojos se desliza para ir a parar junto a sus cosas, aquellas que dejaste junto con tu cuerpo que ya no se mueve. Te adoro y te necesito como a nada en este mundo, el verdadero amor debe de ser aquel que uno siente por su padre y su madre que aún está conmigo para consolarme en tu pérdida.

image008Confío en que recibirás esta carta y también confío en que te encantará tener noticias mías, saber que estoy intentando recomponerme de tu pérdida y que intento avanzar hacia el futuro que me depara. Te regalo todos los momentos que vivimos juntos y no estar en el momento en el que partiste no es algo que me haga quererte menos, tuve toda una vida para regalarte mi amor incondicional y no me arrepiento de todo lo que pasamos juntos.